lunes, 30 de septiembre de 2013

Evita dolores de espalda con las sillas de oficina ergonómicas

A lo largo del día son muchas las horas que pasamos en la oficina trabajando. Cada vez es más normal trabajar delante de un ordenador, por lo que la mayor parte del tiempo estamos sentados frente a la pantalla.
En estas ocasiones es muy importante mantener una postura correcta ya que si no, nuestra salud se puede ver afectada negativamente. Las sillas de oficina ergonómicas son la mejor solución para evitar las molestias que provoca una mala postura.

Problemas de espalda o dolores de cabeza son comunes debido a la mala postura. Sentarse de forma incorrecta puede además acarrear problemas más graves como hernias, fatiga crónica o una mala alineación corporal.

Si tomamos consciencia de nuestro cuerpo, podemos aliviar y evitar estos problemas. Estando sentados en el trabajo debemos recordar que una buena postura consiste en mantener la espalda recta, los hombros hacia atrás y abajo, y las plantas de los pies apoyadas en el suelo. Si cruzamos las piernas, podemos entorpecer nuestra circulación y eso nos puede provocar hinchazón y cansancio.
El asiento sobre el que trabajamos también es un factor decisivo para mantener una postura correcta durante muchas horas seguidas. Especialmente diseñadas para las personas que trabajan en oficinas y pasan la mayor parte de su horario laboral sentadas, las sillas ergonómicas ayudan a mantener una correcta colocación de nuestro cuerpo. De esta forma prevenimos molestias y problemas de salud como los que hemos mencionado anteriormente.

Estas sillas de oficina ergonómicas se adaptan a nuestro cuerpo. Así, de forma casi automática, nuestra espalda se mantiene erguida, y nuestro cuerpo consigue una colocación correcta.
El uso de sillas de oficina ergonómicas, además de prevenir y aliviar dolores de espalda y cervicales, ayuda a mejorar sustancialmente nuestra productividad, de forma que nos volvemos más activos y rendimos más en el trabajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario